info@misionerashcj.com Tel. 958 25 05 25

LA CONGREGACIÓN DE LAS MISIONERAS HIJAS DEL CORAZÓN DE JESÚS

Calle Arabial, 59, 18004 Granada, España, Tel: 958 25 05 25
Esquina Camino de Purchil ( Parque García Lorca) GRANADA

Nacimos el día 6 de Enero:” Hemos visto su estrella y venimos a adorarlo”

¿Quénes somos?

La Madre Carmen Méndez había descubierto el tesoro del amor al Sagrado Corazón de Jesús a través de la Consagración personal, con el lema: “Cuida tú de Mí y de mis cosas, que Yo cuidaré de ti y de las tuyas” un libro escrito por el P. Alcañiz S.J.

Nacimos el día 6 de Enero:” Hemos visto su estrella y venimos a adorarlo” La Epifanía del Señor, simboliza la aparición, manifestación y revelación de Jesucristo a todo el mundo. El sueño de, su proyecto Misionero de extender el Reino del Corazón de Jesús, por todos los medios que estén a nuestro alcance El ideal de dar a conocer al Sagrado Corazón de Jesús y su amor incondicional a todos y todas. Este gran ideal hecho vida se inició con las 7 primeras hermanas.

La Congregación

Fue fundada bajo la inspiración del Espíritu Santo y la protección del Corazón de Jesús, fuente inagotable de amor  y de santidad, y de la bondad del Inmaculado Corazón de María.

En el año 1942 se inició como pía Unión y en 1952 se erigió como Congregación de Misioneras Hijas del Corazón de Jesús.  De derecho diocesano con su sede General en Granada, España.

Llamadas para vivir en Comunidad y desde ella ser y sentirnos enviadas a evangelizar constantemente, a extender la Buena Nueva de Jesús.

FUNDADORES

de las Misioneras Hijas del Corazón de Jesús

 

Carmen Méndez

Nace la Madre Carmen el 16 de octubre de 1893, en Granada- España; de ilustre cuna y de padres profundamente cristianos.

La fe inspiraba a sus padres a una caridad constante, volcándose hacia los más pobres. En este ambiente de profundo amor hacia los más necesitados creció nuestra Fundadora. Esta semilla que se plantó en el seno de su familia daría su fruto haciendo de Carmen una mujer sencilla y humilde, deseosa de vivir la pobreza a imitación de Cristo pobre.

Madre Carmen, tuvo dos hermanas: Angustias y Concepción; las tres fueron educadas por  D. Andrés Manjón, insigne pedagogo y fundador de las Escuelas del Ave María.

Es al calor de un auténtico amor hogareño donde se fragua la personalidad de Carmen. Sus padres fueron moldeando día a día su dulce y tierno corazón de niña. El constante ejemplo de su vida fue el troquel que fue formando la fe y el amor de Carmen. De esta forma crece en Carmen y se robustece los vínculos fuertes de solidaridad cristiana y universal. Su amor a Dios iba creciendo día a día; convirtiéndose en deseo de entregarle a Él toda su vida.
Leer más

Llamada a la Vida Religiosa de Carmen Méndez Márquez

Muy pronto muere su madre y poco tiempo después enferma su padre. Estas circunstancias harán a Carmen Méndez Márquez aplazar sus deseos de consagración total. No obstante, inicia con sus primas su labor apostólica visitando a los enfermos, aliviando sus penas, atendiendo sus necesidades y preparándoles para su encuentro con Dios. Además, se ocupan de enseñar a los niños el camino de Jesús.

Siendo Carmen muy joven, sintió la llamada a la Vida Religiosa; pero no tenía claro en qué Congregación la quería Dios. En 1934 viaja a Roma y sigue buscando su camino. A su vuelta, en Madrid, le sorprende la guerra civil. Carmen es detenida y encarcelada y, como San Pablo, se alegra de poder sufrir por Cristo. Liberada de la cárcel por medio de un familiar de su prima, llega a Granada.

Comprendió que era llamada a una vida de consagración

Un día, en la Iglesia donde participaba en la Eucaristía, cayó providencialmente en sus manos el folleto: “La Devoción al Corazón de Jesús” del Padre Florentino Alcañiz S.J. Fue en la lectura de este librito donde comprendió que era llamada a una vida de consagración al Corazón de Jesús, y se dijo a sí misma: “Esta es mi vocación, propagar por cuantos medios pueda, la devoción al Sagrado Corazón de Jesús” y así lo hizo con todo entusiasmo durante el resto de su vida.

En 1939, junto con sus primas y amigas, formaron un grupo que se dedicaron a difundir hojas, folletos, estampas y libros sobre el Corazón de Jesús, bajo la dirección del P. Alcañiz. Todavía no existe una Comunidad estable; Carmen y sus compañeras se reúnen y trabajan ilusionadas, impulsadas por el amor al Corazón de Jesús. En 1942, funda la Congregación de Misioneras Hijas del Corazón de Jesús, junto con el P. Alcañiz. Fue entonces cuando se empezó a vivir en Comunidad, siendo ella la Superiora General.

Carmen Méndez Márquez

Durante toda su vida fue ejemplar, sencilla, generosa en su entrega personal y en sus bienes. Destacándose en ella un celo incansable por extender el Reino del Corazón de Jesús y queriéndoselo infundir a cuantas personas conoció a través de su apostolado por pueblos y aldeas.

A ús y el pacto que lleva en sí dicha consagración: “Cuida Tú de mí y de mis cosas, que yo cuidaré de lo largo de su vida practicó lo que constantemente enseñó: la vida de consagración al Corazón de Jesti y de las tuyas”.

Con la devoción al Corazón de Jesús, unió el amor a la Santísima Virgen en cuyas manos puso la Congregación.

En los últimos días de su vida, padeció una enfermedad muy dolorosa que llevó con gran ánimo, confiando en el Corazón de Jesús. Y el que todo lo puede, se la llevó consigo a su Reino el día 10 de agosto de 1966.

 

Padre Florentino Alcañiz

P. Florentino Alcañiz nació en Torrubia del Castillo -Cuenca el 14 de marzo de 1893 y murió el 13 de agosto de 1981 en la ciudad de Lima (Perú).

Padre Florentino Alcañiz

Sus padres eran molineros, una familia sencilla y trabajadora.

El 12 de octubre de 1908, a los quince años, ingresó en la Compañía de Jesús, en la casa de noviciado que tenían los jesuitas en Granada y que era conocida como “La Cartuja”.

Se doctoró en Filosofía en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma y fue profesor de la misma en la facultad Teológica de Granada.

Era: orante, estudioso, misionero y apostólico. Ordenado sacerdote y hecha la profesión en la Compañía, pasó e enseñar en varios teologados jesuitas; tanto en España (Granada) como, más tarde, a partir de 1932 (cuando la Segunda República Española expulsó a los Padres de España), en el extranjero (Cerdeña y Bélgica). Paralelamente, se dedicó a difundir la devoción al Sagrado Corazón de Jesús que había hecho suya con gran fervor en sus años de noviciado, fruto de lo cual fue el libro por el que el Padre Alcañiz es más conocido: La Devoción al Corazón de Jesús y la Consagración personal al Corazón de Jesús.

Con el objetivo de extender con más amplitud la devoción al Corazón de Jesús se dedicó a las misiones populares, sin dejar de escribir artículos, libros y folletos para propagar esta devoción.

Finalmente, se marchó al Perú donde misionó por regiones inmensas, en la sierra de los Andes y por las riberas de los ríos Marañón y Amazonas.

Leer más
P. Florentino Alcañiz García

El impulso del apostolado

Como hicimos respecto al Padre Mateo, repasaremos primero su biografía, interesante y ejemplar. Agradecemos a D. Rodolfo Vargas el texto que sigue y que escribió para un diccionario biográfico de la Real Academia de la Historia. En la actualidad prepara la edición de una selección de textos del P. Alcañiz de próxima aparición.

Florentino Alcañiz García nació en Torrubia del Castillo (provincia de Cuenca), el 14 de marzo de 1893. De una familia sencilla que vivía de un molino de su propiedad sobre el río Júcar. Muy pronto se manifestó en él una fuerte inclinación a la vida contemplativa, al punto que quiso ingresar en la Orden de los Cartujos. Pudo más, sin embargo, el impulso del apostolado y el 12 de octubre de 1908. A los quince años, fue aceptado en la casa noviciado que los jesuitas tenían en Granada y que era conocida casualmente como la Cartuja. Como novicio conoció y trabó amistad con el mejicano Miguel Pro, futuro mártir de la persecución religiosa callista. También entró en contacto con la doctrina escatológica del milenarismo. La interpretación literal del capítulo XX del Apocalipsis. Enseñada entonces por el P. Ramón Orlandis Despuig S.I. y más tarde por el insigne escriturista P. Ramón Rovira S.I. Iba a tener un lugar preponderante en su pensamiento teológico.

El Padre Alcañiz y la consagración al Corazón de Jesús

El P. Alcañiz intentó fundar una nueva congregación inspirada en el anacoretismo de los Padres del desierto y la experiencia cenobítica. Los Cartujos del Padre Celestial, en dos ramas: masculina y femenina. La experiencia no prosperó al dispersarse los primeros adeptos y optar algunos por otras órdenes ya establecidas.

Hacia el final de sus días, volvió a la misa tradicional (hoy forma extraordinaria del rito romano). Sus últimos años los pasó apaciblemente en la Parroquia de Nuestra Señora de Fátima en Miraflores (Lima). El 13 de agosto de 1981, se sintió repentinamente indispuesto. Tras breve agonía, murió con fama de santidad, a la edad de 88 años. Fue enterrado en el cementerio de la casa jesuita de ejercicios espirituales Villa Kostka en Huachipa (Lima), donde espera la resurrección de la carne y la vida perdurable.